ocio

Las intolerancias alimentarias, en auge

Durante los últimos años nos hemos familiarizado con términos como intolerancia a la lactosa, celiaquía, alimentos sin gluten… conceptos nuevos que han surgido para dar cabida a un emergente grupo de personas que padecen alergias o intolerancias alimentarias. Tal es el punto que hoy en el supermercado podemos encontrar un sustituto de un producto de toda la vida, pero sin lactosa, fructosa, huevo, soja, trigo, gluten ni frutos secos.

Gluten free, ¿una elección?

Algo que antes de reservaba a una ínfima parte de la población y que solo se encontraba en tiendas de alimentación especializadas, se ha convertido en tendencia, sin el requerimiento de tener que ser alérgico o intolerante. Optar por una dieta sin gluten, por ejemplo, ya lo hace un 30% de la población de Estados Unidos, una cifra que se ha doblado en tan solo cuatro años.

Es cierto que cada vez hay más personas alérgicas o intolerantes a ciertos alimentos, sobre todo en las sociedades occidentales. Se calcula que en Europa un 3% de la población padece alguna patología de este tipo, una cifra muy superior en Estados Unidos. La hipersensibilidad del sistema inmunológico, en efecto, está aumentando a grandes pasos, causando reacciones adversas que se pueden manifestar de varias formas (hinchazón, urticaria, dificultades respiratorias, etc.).

intolerancias alimentarias gluten
Foto de glutenfreeliving.com

Higiene excesiva

Esto está relacionado con una inflamación del cuerpo. En parte se puede explicar por el hecho de que nuestra sociedad cada vez está más desarrollada, lo que significa que ingerimos más alimentos procesados y menos dosis de vitaminas, a parte de habitar en un ambiente “demasiado limpio” que debilita nuestro sistema inmune.

Por desgracia, las reacciones graves a ciertos alimentos (leche, trigo, cacahuetes, etc.) se han multiplicado, y en algunos casos hasta pueden llegar a causar la muerte. Paralelamente, la industria alimentaria especializada en productos adaptados sin lactosa o sin gluten, por ejemplo, no para de crecer. ¿Será el principio de una nueva era?